El primer sindicato de desarrolladores de videojuegos

programador-trabajando

La industria de los videojuegos, tal como se afirmó en otro de los artículos de esta web, ha crecido exponencialmente durante los últimos años. Han evolucionado de manera intensa y paralela al desarrollo de nuevas tecnologías. Las tarjetas gráficas, consolas de videojuegos y otros periféricos representan un mercado que  mueve millones de dólares.

Solo basta decir que un título como Grand Thieft Auto V ha recaudado hasta el momento más de 6.000 millones de dólares. Una cifra realmente astronómica que ha superado a otros títulos, motivando a muchas empresas del sector a continuar trabajando.

Para muchas personas, trabajar en esta industria representa un hermoso sueño. Se trata de una oportunidad única para explorar profundamente todo el universo que existe detrás de un videojuego, lo cual es una materia fascinante para todo gamer que invierta buena parte de su tiempo libre frente a una consola o un PC.

Un sindicato que acude al rescate de los desarrolladores

Sin embargo, a Karn Bianco, quien es el portavoz general del primer sindicato de videojuegos en el mundo, esa fascinante emoción que atrapa al desarrollador de videojuegos tarda en agostarse a lo largo de un periodo de unos cuatro a cinco años. Después de cumplido ese tiempo, el desarrollador decide trabajar en otro sector.

El primer sindicato de videojuegos de Reino Unido, bautizado con el nombre de Game Workes Union, ha salido a exigir que el sector de los videojuegos cuente con mayores garantías para los desarrolladores, ya que en este campo se ha percibido el fenómeno de la explotación laboral, como también el sexismo.

De acuerdo a Bianco, al inicio de su carrera como desarrollador, podía llegar a invertir con todo gusto más de 80 horas por semana. Era una actividad que le permitía involucrarse por completo en el desarrollo de títulos únicos. Sin embargo, terminó descubriendo que estaba trabajando horas extras sin remuneración.

Un sindicato británico conformado en 2018

En materia de sexismo, el tema de debate tiene que ver con la poca integración de mujeres en esta industria como también de una notable homofobia, donde se les niega trabajo a las personas homosexuales para ser parte del proceso creativo, la optimización y soporte técnico de los contenidos.

A todo esto se agrega que buena parte de los contratos de las grandes empresas ofrecen salarios muy bajos. De manera que la discriminación y la explotación empiezan a ser un factor determinante en esta industria, lo cual parece increíble teniendo en cuenta los miles de millones de dólares que genera este mercado anualmente.

El sindicado Game Workers Union fue conformado desde finales de diciembre del año 2018. Su primera reunión como sindicato fue celebrada el domingo 23 de diciembre del año anterior, en donde los diversos líderes debatieron varios de los factores que empiezan a resquebrajar a este sector del entretenimiento.

Se trata de rescatar la industria y ofrecer mejores condiciones

Más allá de convertirse en un sindicato que se convierta en un mecanismo de quejas constantes frente a la situación de sus empleados, la Game Workers Union busca mejorar las condiciones de esta industria para que pueda mantenerse firme y crear un ambiente de desarrollo de videojuegos mucho más sano.

La International Games Developers Association, realizó en el año 2016 un estudio donde constató que el 51% de los desarrolladores consideraban que su empleo se hallaba en una fase crítica. Mientras tanto un 44% afirmó que se sentían agobiados por las largas horas de trabajo extra sin remuneración alguna.

Además, se ha podido comprobar que una población del 27% de los desarrolladores de videojuegos han cambiado de empresa entre tres a cinco veces durante los últimos cinco años. Se trata de una pista que demuestra las malas garantías laborales que se están ofreciendo a los empleados.

primer-sindicato-gaming

La otra cara del entretenimiento que disfrutan los gamers

Otras encuestas señalan que las mujeres involucradas en el proceso de creación y soporte técnico de los videojuegos representan una gran minoría. De manera que se trata de una industria donde el porcentaje de desarrolladores es masculino.

Todo esto demuestra el panorama que se vive en una industria que ofrece entretenimiento y gran diversión a la comunidad gamer, pero que a la vez genera una considerable insatisfacción para los que trabajan desde adentro; muy a pesar del gran encanto que produce inicialmente a quienes deciden ser participes del desarrollo de nuevos títulos.

Hay que agregar finalmente que en esta industria, cuando se habla de desarrolladores, no se habla específicamente de analistas de sistemas, sino también de una gama de artistas, escritores, probadores de calidad y gamers profesionales que logran que cada videojuego se convierta en un éxito.

 

El primer sindicato de desarrolladores de videojuegos
3 (60%) 1 vote[s]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.