Teletrabajo | 47 Trucos para Mejorar tu Productividad

Este sitio participa en el programa de Afiliados de Amazon, es un programa de publicidad para afiliados diseñado para ofrecer a sitios web un modo de obtener comisiones por publicidad, publicitando e incluyendo enlaces a amazon.es.

Última actualización | diciembre 29, 2021

Debido al reciente brote de coronavirus, se ha pedido a millones de trabajadores que trabajen desde casa. El teletrabajo y la productividad a la hora de trabajar desde casa es cada vez más importante.

Sin las herramientas, sistemas y hábitos adecuados, se corre el riesgo de quemarse, distraerse, ser improductivo y volverse loco.

hombre-trabajando-desde-casa-teletrabajo

Me llamo Jorge y he pasado los últimos 9 años trabajando desde casa dirigiendo varios negocios en línea.

Aunque he disfrutado de la libertad y flexibilidad que este estilo de vida el teletrabajo me ha proporcionado, también he sufrido algunos de sus inconvenientes, como la falta de estructura, la falta de seguridad y el aislamiento social.

Espero que esta guía y la evaluación que la acompaña puedan ayudarte a prosperar trabajando desde casa.

¡Empecemos!

Cuando se trabaja desde casa, hay tres áreas principales que debes investigar:

1. Tu espacio de trabajo

2. Tus herramientas y sistemas y

3. Tus hábitos

Esta guía es bastante larga y difícil de implementar en poco tiempo, por eso te recomiendo añadir este post a marcadores y usar la siguiene tabla de contenidos para navegar entre los diferentes trucos / consejos:

Contenidos

Empecemos con algunos consejos para crear el ambiente de trabajo perfecto en casa:

1. Tu espacio de trabajo

Para trabajar desde casa, tendrás que crear un espacio de trabajo adecuado. A continuación, te dejo una lista de recomendaciones para ayudar a recrear el ambiente de trabajo ideal en casa.

hombre-y-mujer-espacio-de-trabajo

1.1 Designa una zona de la casa como zona de teletrabajo

Tu sofá no es un espacio de trabajo. Tu sofá es genial para ver la televisión, tomar siestas, comer nachos, y estar cómodo con tu pareja, pero no para trabajar seriamente. Además, inclinarse sobre el portátil durante varias horas todos los días tendrá un impacto negativo en tu espalda, cuello y tu salud en general.

Lo ideal sería que pudieras dedicar una habitación entera a ser tu oficina.

Si no tienes una habitación extra, tendrás que ser un poco más creativo asignando un área en tu sala o dormitorio como espacio de teletrabajo.

Descarga esta guía como una lista de verificación en PDF

1.2 Consigue una silla cómoda

Tener una buena silla de oficina te ayudará con tu postura y reducirá el riesgo de desarrollar dolor crónico de espalda y trasero. Tal vez no puedas pagar las elegantes sillas Herman Miller que tienes en el trabajo, pero, por menos de 200 euros, puedes encontrar una silla de oficina ergonómica apropiada.

1.3 Consigue un escritorio apropiado

Cuanto más cerca puedas recrear tu entorno de trabajo de 9 a 5, más fácil será la transición al trabajo desde casa.

Si tu escritorio parece una mesa de picnic, tendrás ganas de comer perros calientes, no de trabajar.

Recomiendo encarecidamente que consigas un standing desk motorizado (un escritorio que puedes ajustarse en altura para trabajar de pie por períodos). Estar de pie regularmente ayudará a tu circulación y te ayudará a mantenerte alerta por más tiempo. Tengo el mío desde hace tres años y no podría vivir sin él.

Desde que tengo mi standing desk, paso cerca del 50% del tiempo de pie y alternando entre sentarme y pararme cada 2 horas. El dolor de mi espalda baja ha desaparecido, y mi abdomen y mis piernas se sienten mucho más fuertes.

1.4 Consigue un buen monitor de ordenador

Ya debes saber los beneficios de tener una pantalla adicional. Por suerte, los monitores de ordenador se han vuelto ridículamente baratos. Si tu empleador no te proporciona uno, puedes comprar un bonito monitor de alta resolución de 24 pulgadas por menos de 100 euros.

Asegúrate de que tu monitor estás a la altura de tus ojos

Si quieres evitar el desarrollo de un dolor crónico de cuello y espalda, tendrás que prestar atención a la posición del monitor en relación con tus ojos. Si trabajas con un ordenador portátil, asegúrate de invertir en un soporte o apoyarlo sobre una pila de libros. La altura ideal para teletrabajar cómodamente es tener los ojos a la altura de una línea imaginaria a lo largo de la pantalla, alrededor de 10cm debajo de la parte superior de la pantalla.

postura-correcta-mportancia-postura-ergonomia

1.5 Instala una conexión a Internet más rápida

No hay nada más frustrante que una conexión lenta a Internet. Te recomiendo encarecidamente que aumentes la velocidad de Internet a por lo menos 100 MBps de descarga (puedes comprobar la velocidad de tu conexión AQUÍ).

Muchas veces, el problema no es la velocidad, sino la distancia a la que te encuentras del router.

Lo ideal sería que te conectaras directamente al router con un cable de red, pero todos sabemos lo inconveniente que es eso.

En su lugar, puedes comprar un amplificador de la señal inalámbrica de Internet o, si no te importa usar un cable de red pero estás demasiado lejos del router, puedes usar un adaptador de red como este.

1.6 Presta atención a la iluminación

Como vas a pasar miles de horas mirando una pantalla, deberías cuidar tus ojos. En particular, es importante prestar atención a la intensidad y calidad de la luz a la que expones tus retinas.

Esto significa que debes asegurarte de que los niveles de brillo del monitor del ordenador no sean ni muy bajos ni muy altos en relación con la luz ambiental general de tu espacio de teletrabajo.

  • Si te gusta trabajar en un ambiente oscuro, asegúrate de tener al menos una fuente adicional de luz indirecta además de la luz que viene de tu monitor.
  • Si estás trabajando cerca de una ventana, asegúrate de poder controlar la cantidad de luz que entra en tu espacio de trabajo instalando persianas o cortinas si es necesario.

Además, quizá quieras habilitar el modo oscuro en tu ordenador para reducir la cantidad de luz azul que emite tu monitor, puesto que se ha demostrado que ésta crea tensión en tus ojos.

  • Aprende a habilitar el modo noche en Mac aquí.
  • Aprende a habilitar la configuración de noche en Windows aquí.

1.7 Despeja tu espacio de trabajo

Piensa en tu espacio de trabajo como un reflejo de tu mente. Un escritorio desordenado conducirá a una mente desordenada. Una mente desordenada tendrá problemas para concentrarse, y cuando tengas problemas para concentrarte, tu productividad se irá por el desagüe.

Si no estás seguro de lo que pertenece a tu espacio de teletrabajo, siempre puedes preguntarte lo siguiente:

“¿Tener este artículo aquí genera productividad?”

Si la respuesta es no, entonces tíralo o ponlo en otro lugar.

1.8 Pon fotos de tus seres queridos a la vista

Si hay algo que todos deberíamos tener en nuestro lugar de trabajo es un recordatorio de la gente que amamos. Una foto de tu pareja, tus hijos o tu mejor amigo siempre debe estar a unos grados de distancia de tu línea de visión. De esta manera, cada vez que te sientas un poco desmotivado, podrás recordar por qué trabajas tanto y lo afortunado que eres de tener gente que te quiere en su vida.

Una foto o un póster inspirador también pueden ayudar, pero siempre deben ser la segunda opción.

1.9 Asegúrate de tener una ventilación adecuada

Si te sientes cansado siempre que trabajas, puedes ser debido a la mala ventilación.

De ser posible, siempre debes tener una ventana parcialmente abierta para que circule el aire fresco. El aire fresco proporciona más oxígeno, lo que resulta ser un elemento clave para teletrabajar correctamente.

Si no estás seguro de estar recibiendo suficiente oxígeno, puedes comprar un dispositivo para medir los niveles de CO2 dentro de tu casa o apartamento.

El año pasado, compré un monitor de CO2 y me mortificó descubrir que, en promedio, los niveles de CO2 en mi oficina alcanzaban un pico constante de 2.500 ppm (partes por millón): el doble de la concentración recomendada para interiores.

Para que te hagas una idea, los niveles típicos de concentración de CO2 en el exterior rondan las 400 ppm. Cualquier cosa por encima de 1000 ppm aumentará el cansancio, los dolores de cabeza y reducirá tu rendimiento en general.

Afortunadamente, resolver este problema es súper fácil; en mi caso, abrir completamente una ventana redujo los niveles generales de CO2 muy por debajo de 700 ppm en menos de 5 minutos.

Para aprender más sobre la calidad del aire interior y los niveles de CO2, consulta este artículo.

1.10 Pon al menos una planta cerca de tu escritorio

Las plantas son hermosos elementos decorativos y, durante el día, producen oxígeno, que es un elemento crítico para mantenerse alerta y productivo. Si no tienes suficiente luz natural, las plantas falsas también pueden verse bien, aunque no obtendrás el beneficio del oxígeno.

1.11 Considera la posibilidad de tener una mascota

Uno de los principales problemas de trabajar desde casa es el aislamiento social. Si vives solo y tu casero lo aprueba, conseguir una mascota puedes ser una de las mejores inversiones para tu salud mental general.

Un beneficio de tener un perro, en particular, es que te obligará a salir a caminar un par de veces al día, lo que a tu vez te ayudará a hacer ejercicio y tomar aire fresco.

1.12 Ten todas tus herramientas cerca de ti

Tómate el tiempo para hacer un inventario de todas las cosas que necesitarás para trabajar y organízalas de manera ordenada cerca o alrededor de tu área de teletrabajo.

Mi regla general es asegurarme de que no tenga que caminar más de cinco pasos para llegar al 90% de las herramientas, documentos y recursos que necesito para hacerlo.

Si observas que tienes que levantarte todo el tiempo para buscar cosas necesarias para el trabajo, serás menos eficiente y correrás el riesgo de distraerte mientras recorres tu casa en busca de cosas.

Descarga esta guía como una lista de verificación en PDF

2. Tus herramientas y sistemas

Puede que tengas un hermoso espacio de trabajo, pero, sin las herramientas y sistemas adecuados, tu productividad se verá afectada. A continuación, te presento una lista de recomendaciones para asegurar que te mantendrás productivo.

herramientas-y-sistemas

2.1 Actualiza tu ordenador

¿Tu ordenador se siente lento?

Es posible que necesites actualizarlo o reemplazarlo por completo. La forma más fácil de hacer que tu ordenador sea más rápido es instalarle más RAM y reemplazar tu viejo disco duro por un nuevo SSD (unidad de estado sólido).

Comprueba cuánto espacio libre le queda a tu disco duro.

La mayoría de los ordenadores empiezan a tener problemas de rendimiento cuando están llenos al 90%.

Elimina todos los archivos no esenciales, especialmente los archivos grandes como los vídeos y las aplicaciones no utilizadas. ¡No te olvides de vaciar la papelera!

Si tu ordenador tiene más de 5 años y tu tipo de trabajo requiere que uses programas pesados para el CPU (edición de video, animación, diseño gráfico), considera comprar (o hacer que tu empleador te compre) un nuevo ordenador.

Descarga esta guía como una lista de verificación en PDF

2.2 Implementa un buen sistema de gestión de archivos

Si pasas más de 5 segundos tratando de encontrar un archivo o decidiendo dónde almacenarlo, entonces tienes una necesidad imperiosa de implementar un sistema de administración de archivos consistente.

Sugerencia: tu escritorio no es un lugar para almacenar u organizar tus archivos.

Hay varios enfoques con respecto a la gestión de archivos, y se necesitará un poco de ensayo y error para decidir por uno de ellos. Atsgestion tiene un gran tutorial sobre la gestión de archivos aquí.

2.3 Ten un sistema para hacer una copia de seguridad de todos tus archivos de forma segura

Utiliza Dropbox o Google Drive para hacer una copia de seguridad en la nube de todos tus archivos.

Para mayor tranquilidad, utiliza un disco duro externo para guardar una copia de seguridad de todos tus archivos con regularidad.

2.4 Mantén todas tus aplicaciones actualizadas

Según la configuración, las aplicaciones de tu ordenador pueden actualizarse automáticamente en segundo plano. Si no lo hacen, tendrás que recordar mantenerlas actualizadas regularmente.

2.5 Instala el más reciente sistema operativo

Muchas aplicaciones nuevas no funcionarán en sistemas operativos viejos, o funcionarán mal. Asegúrate de usar siempre el más reciente sistema operativo disponible.

2.6 Usa un administrador de contraseñas

Tratar de recordar múltiples contraseñas no solo es difícil, sino bastante inseguro.

Considera la posibilidad de usar LastPass o 1Password para almacenar, administrar y actualizar todas tus contraseñas con regularidad.

2.7 Usa una VPN para conectarte al trabajo

Usar una VPN (Red Privada Virtual) es imprescindible para mantener todas tus comunicaciones digitales encriptadas.

Hay un sinfín de proveedores de VPN. Recomiendo PIA (Private Internet Access*)

2.8 Aprende atajos de teclado para acelerar la productividad

¿Sigues usando el ratón para cambiar entre aplicaciones, y haces clic en los menús?

Aprender apenas 10 atajos comunes puedes ahorrarte cientos de horas de torpeza con el ratón, y quizás incluso retrasar la aparición del síndrome del túnel carpiano.

Si eres usuario de Mac, hazte un favor y únete a los 2,5 millones de personas que han visto este vídeo en el que comparto 25 atajos básicos para Mac –

 

Por otra parte, para los atajos de Windows, usa esta lista de aquí.

2.9 Bloquea todas las notificaciones innecesarias

Las únicas notificaciones que permito en mi ordenador son los recordatorios del calendario.

En mi teléfono, solo permito notificaciones del calendario y mensajes de texto enviados por los contactos individuales (¡desactiva las notificaciones de los grupos de WhatsApp ahora!)

2.10 Bloquea todos los sitios web innecesarios

Hay unas cuantas extensiones del navegador que bloquean los sitios web (yo uso BlockSite).

Deberías bloquear los sitios en los que es más probable que pierdas el tiempo (redes sociales, foros, sitios de noticias, porno, etc.).

2.11 Elimina las aplicaciones móviles que te hagan perder el tiempo

Con solo hacer esto, puedes devolverle hasta 3 horas de vida a cada día.

El objetivo no es eliminar completamente tu participación en las redes sociales, sino crear suficientes obstáculos para reducir el impulso de entrar a cada instante a las redes sociales.

2.12 Crea marcadores para todas las herramientas y sitios web esenciales

Añade los diez sitios web más usados a tu barra de favoritos en el navegador.

Si necesitas tener más de diez marcadores, considera la posibilidad de usar las carpetas de marcadores. Un truco ingenioso para ajustar más marcadores es borrar el título del marcador y dejar solo el icono.

2.13 Utiliza un calendario digital para programar todas tus actividades

Si no está en tu calendario, no sucederá.

Desarrolla el hábito de añadir nuevos eventos a tu calendario tan pronto como te enteres de ellos o los idees. Usa diferentes colores para identificar fácilmente los diferentes tipos de eventos.

Por ejemplo: colores separados para trabajo, actividades sociales, cumpleaños, ejercicio y días festivos. (Google Calendar es mi favorito)

2.14 Configura alarmas y notificaciones para recordar todas las actividades

En los calendarios de Google, puedes configurar las notificaciones de eventos por correo electrónico o por teléfono. Para la mayoría de los eventos, es una buena práctica activar las notificaciones para al menos 10 minutos antes de que empiece el evento.

Aprende a configurar recordatorios en Google Calendar aquí.

Aprende a configurar recordatorios en Microsoft Outlook aquí.

2.15 Desarrolla un sistema para procesar el correo electrónico de manera eficiente

El trabajador promedio pasa el 28 por ciento de su semana laboral en su correo electrónico, ¡más de 11 horas a la semana!

Es por ello que aprender a procesar el correo electrónico de manera eficiente es una necesidad.

  • Establece 2 momentos del día para procesar el correo electrónico; es decir, a primera hora de la mañana y después del almuerzo.
  • Aprende los atajos básicos para abrir, responder, enviar, archivar y marcar los correos electrónicos como leídos.
  • Aprende a usar filtros para categorizar y archivar automáticamente los correos electrónicos según tu tema o remitente.
  • Configura una serie de respuestas predeterminadas para acelerar las interacciones comunes.
  • Mejora tu velocidad de escritura, especialmente si es inferior a 40 palabras por minuto (en promedio).

Prueba tu velocidad de escritura actual aquí.

2.16 Implementa un esquema para priorizar las tareas

Siempre debes saber qué hacer a continuación y por qué.

Para ayudarte a decidir qué sigue, necesitas tener algún tipo de esquema de priorización de tareas. Los esquemas de priorización de tareas más populares son:

2.17 Adquiere destreza utilizando al menos un instrumento de gestión de proyectos

Es muy probable que ya estés utilizando una herramienta de gestión de proyectos (Asana, Trello, Basecamp).

También es muy probable que no los estés usando al 100%. Dedica un tiempo a leer acerca de los mejores usos para la herramienta de gestión de proyectos que elijas. ¡Te sorprenderá saber lo que es posible con algunas de estas herramientas!

2.15 Toma al menos un curso sobre productividad

Aprende a aumentar la productividad general. En Udemy puedes encontrar muchos de ellos.

Descarga esta guía como una lista de verificación en PDF

3. Tus hábitos

Por último, para prosperar trabajando en casa, tendrás que desarrollar los hábitos adecuados. Sin ellos, corres el riesgo de agotarte y poner en peligro tu salud física y mental.

A continuación, presento una lista de hábitos que te ayudarán a enfrentar los efectos negativos del aislamiento social prolongado.

habitos-como-manejar-tiempo

3.1 Acuéstate y despiértate a la misma hora todos los días

Intenta mantener el mismo horario que cuando trabajabas en la oficina. Si eres parte de un equipo, asegúrate de sincronizar tus patrones de sueño/vigilia con el resto de tus compañeros de trabajo.

Acostarse a la misma hora todos los días es importante sin embargo, todavía más importante es madrugar a la misma hora todos los días. Es parte esencial de una rutina productiva.

3.2 Duerme al menos 8 horas diarias.

La privación del sueño es la razón número uno para el bajo rendimiento y el agotamiento.

A menos que los plazos apremiantes requieran que trabajes horas extras, asegúrate de dormir entre 7 y 8 horas. Si practicas mucho deporte puede ser aún más pero ten en cuenta que, según este estudio, dormir demasiado tiempo también puedes ser malo para ti.

3.3 Desarrolla una rutina matutina consistente

Si hay un hábito común entre todos los grandes artistas es que la mayoría tiene una rutina matutina.

Por ejemplo:

  1. Tomar agua
  2. Meditar
  3. Ejercitarse
  4. Leer noticias
  5. Desayunar
  6. Revisar el correo electrónico

Existen varios libros y guías acerca de las rutinas matutina, el más famoso sinedo «Miracle Morning» (Mañanas Milagrosas) de Hal Elrod ↓

3.4 Usa un ritual de finalización

Usa una alarma cuando sea el momento de terminar tu día de trabajo.

Esta práctica es importante, ya que puedes agotarte fácilmente con el exceso de trabajo cuando no hay límites. El ritual de finalización puedes convertirse en la señal de que tu jornada laboral ha terminado.

Por ejemplo:

  1. Cambia tu estado a desconectado
  2. Despídete de tu equipo
  3. Aléjate de tu escritorio
  4. Respira profundamente 3 veces
  5. Abre tu puerta.

3.5 Mantente hidratado

Estar bien hidratado mejora la calidad del sueño, la cognición y el estado de ánimo. Beber suficiente agua cada día también es crucial por muchas razones: para regular la temperatura corporal, mantener las articulaciones lubricadas, prevenir infecciones, proporcionar nutrientes a las células y mantener los órganos funcionando correctamente.

¿Cuánto deberías beber?

La recomendación general de los organismos científicos como la OMS es

  • Una persona de 50 kg necesita 1,7 litros
  • Una persona de 60 kg, 2,1 litros
  • Una de 70 kg, 2,4 litros
  • Una de 80 kg, 2,8 litro

Recomendación: consigue una gran botella de agua y tenla en tu escritorio al alcance de la mano en todo momento.

3.6 Come a horas similares todos los días

Los estudios han descubierto que las personas que comen al azar todos los días tienen una presión arterial y un IMC más altos que las personas que siguen un horario de comidas.

Otro beneficio de comer a horas regulares es que facilita el seguimiento de la ingesta de calorías y, por lo tanto, el mantener el peso bajo control.

Para ahorrar tiempo, puedes preparar comidas por adelantado o tener un servicio de entrega de comida que te lleve el almuerzo todos los días.

3.7 Trata de comer saludablemente

Quedarse en casa significa que siempre estarás tentado a comer lo que haya en el refrigerador y en la despensa.

Una forma de evitar la tentación es deshacerse de todos los artículos no saludables o simplemente no reponer ningún alimento, bebida o bocadillo no saludable.

Recomendación: controla tu ingesta de calorías con una aplicación como MyFitnessPal.

3.8 Programa descansos del teletrabajo

Tomar pequeños descansos durante las horas de teletrabajo puede ayudar a recargar la energía, recuperar la concentración, aumentar la creatividad y evitar el agotamiento.

La atención del cerebro humano disminuye después de un largo período de concentración en una sola tarea, lo que reduce nuestra capacidad de concentración e inhibe nuestro rendimiento.

Considera tomar descansos cada 90 minutos (de acuerdo con tu ritmo ultradiano), cada 25 minutos (si eres fanático de la Técnica Pomodoro)

3.9 Haz ejercicio al menos 3 veces a la semana durante más de 10 minutos.

El ejercicio regular puede ayudar a mejorar la productividad y a frenar los sentimientos de ansiedad y depresión.

Cuando haces ejercicio, tu cerebro libera serotonina, la cual te ayuda a sentirte mejor y mejora tu estado mental, haciendo que el estrés del trabajo sea más fácil de manejar.

3.10 Ponte en contacto al menos una vez por semana con los compañeros de trabajo

Un gran desafío cuando se trabaja desde casa por un tiempo prolongado es mantener la salud mental.

Si tu teletrabajo no requiere que tengas reuniones regulares con el equipo, deberías instaurar ese hábito lo antes posible.

No solo pueden compartir actualizaciones de progreso, sino que pueden ayudarse mutuamente a mantenerse motivados y prestos a trabajar.

3.11 Contacta a tus seres queridos al menos 3 veces a la semana

Estar en contacto con tus seres queridos debería ser un hábito, independientemente de tu situación laboral, pero este contacto puede incluso salvarte la vida cuando se está socialmente aislado.

Y tiene beneficios extra si haces video llamadas. ¡Así que descarga Skype, Facetime o Zoom y ponte en contacto con tu familia y amigos al menos 3 veces a la semana!

3.12 Ten un día/hora regular para planear tu semana por adelantado

Sin supervisión, la mayoría de la gente que no conoce el trabajo a distancia tiene problemas para mantenerse en el camino correcto.

Para evitar salirse de dicho camino, debes elegir un día y hora específicos en los que dediques por lo menos 30 minutos para planear tu semana. Las horas típicas para hacer esta planificación son los domingos por la noche y los lunes por la mañana.

Abre tu calendario ahora mismo y establece un evento repetitivo para la planificación semanal, ¡y así no te olvidarás de hacerlo!

3.13 Ten una idea clara de lo que quieres lograr a largo plazo

Programar un tiempo para la planificación semanal ayuda a tener el panorama más claro, pero también debes hacer tiempo para planificar a largo plazo.

¿Cuáles son tus metas para este mes, trimestre, o año?

Cuanto más claras sean tus metas, más fácil será priorizar las tareas y asumir solo aquellas que contribuyan a tus objetivos más importantes. Para ayudarte con esto, programa un momento al menos una vez cada tres meses para pensar y planificar las cosas a gran escala.

Descarga esta guía como una lista de verificación en PDF

3.14 Práctica buena higiene regularmente (afeitado, ducha, cepillado de dientes, hilo dental, etc.)

Haz lo posible por mantener los mismos hábitos de higiene que tenías cuando trabajabas en las instalaciones de la empresa.

Mantener la etiqueta de oficina te ayudará a tener un buen estado de ánimo cuando trabajes en casa. Esto también incluye hacer un esfuerzo para usar la misma ropa que usabas cuando ibas a trabajar. Como mínimo, asegúrate de verte presentable de la cintura hacia arriba.

3.15 Haz tiempo para recrearte al menos dos veces a la semana

Para hacer frente al estrés y al aislamiento social, muchos de nosotros entramos en modo crisis 24/7.

Puede que te sientas productivo por un tiempo al trabajar todo el tiempo, pero, eventualmente, este exceso te pasará factura y te agotará. Por eso, varios de los hábitos que se enumeran en esta guía están diseñados para que programes deliberadamente un tiempo para otras cosas que te llenarán como persona.

El tiempo de recreación es una de esas cosas que te ayudará a relajarte, reducir la ansiedad y recuperar la energía. Las actividades recreativas incluyen:

  • Acurrucarte con tu pareja
  • Ver películas
  • Jugar videojuegos
  • Leer

… O cualquier otra actividad agradable que aleje tu mente del trabajo.

3.16 Pasa al menos 20 minutos diarios aprendiendo una nueva habilidad

Estar confinado en casa durante semanas será como vivir en una interminable tarde de domingo durante las vacaciones de verano.

Entonces, deberás idear una serie de actividades para matar el tiempo y evitar el aburrimiento. Esta es la oportunidad perfecta para tomar algunos limones y hacer limonada, desarrollando una nueva habilidad o perfeccionando una ya existente.

Y es mucho mejor si la nueva habilidad te abre las puertas a generar ingresos en el futuro. Es decir, una habilidad que te hará más atractivo para futuros empleadores, como por ejemplo

  • Programar
  • Aprender un nuevo idioma
  • Hablar en público
  • Marketing
  • Diseño gráfico
  • Producción de vídeo, etc.

Consejo: elige algunos cursos de Udemy, Skillshare o Brilliant y empieza a desarrollar una nueva habilidad hoy mismo.

3.17 Saca un tiempo al menos una vez a la semana para ayudar a los demás

En tiempos de crisis, el egoísmo puede ser desenfrenado. Tendemos a preocuparnos por nosotros mismos y a olvidarnos del resto del mundo.

Esto no solo no es bueno para nuestras sociedades, sino que también hace que la gente sea infeliz y tenga remordimientos.

La mejor manera de combatir una crisis es ayudar a los demás. La buena acción engendra buenas acciones y, si algo debe hacerse viral, es la buena voluntad.

Una vez a la semana, tómate el tiempo para ayudar a alguien que lo necesite. Puedes donar a una buena causa, compartir tu experiencia de forma gratuita, o ser voluntario. Te sentirás mucho mejor si lo haces (está científicamente comprobado).

3.18 Toma aire fresco al menos una vez al día

Si, por alguna razón, no es posible obtener una ventilación adecuada en tu casa, debes salir a tomar aire fresco al menos una vez al día.

Esto te ayudará a oxigenarte y a hacer un poco de ejercicio (toma las escaleras en lugar del ascensor).

3.19 Exponte a la luz directa del sol al menos una vez al día

La luz solar ayuda a combatir la deficiencia de vitamina D. La vitamina D es un fuerte antioxidante que puede aumentar los niveles de antioxidantes en sangre.

De esta manera, se puede reducir el riesgo de enfermedades crónicas como las enfermedades del corazón. Pero recuerda: si tu sombra es más larga que tu altura corporal, no podrás producir ninguna vitamina D (fuente), así que asegúrate de salir entre las 10 de la mañana y las 3 de la tarde.

3.20 Implementa un sistema de seguimiento para menos 3 hábitos clave

«Lo que no se mide, no se puede mejorar».

Escoge al menos 3 hábitos (sueño, ejercicio, dieta) y usa una hoja de cálculo o una aplicación para registrarlos. Afortunadamente, hay muchas aplicaciones que te ayudarán a hacerlo. A continuación, te recomiendo algunas:

  • Para llevar un control del sueño: Fitbit, Oura, SleepScore.
  • Para registrar los avances en actividad física: Nike Training Club, FitOn, MyFitnessPal.
  • Para llevar un seguimiento de la dieta: MyFitnessPal, LifeSum, LoseIt!.
Descarga esta guía como una lista de verificación en PDF

Conclusión

Espero que te ha gustado este post. No dude en descargar la lista de verificación para que tu mismo también podrás mejorar tu productividad a la hora de trabajar desde casa. Si conoces a alguien que podría beneficiarse de esta información, por favor, pulse el botón de compartir!

Autor: Jorge

Jorge es un escritor de contenido y un ávido jugador, con un cariño particular por los juegos de rol. Le gusta elaborar reseñas de juegos, desarrollar guías y jugar con su Nintendo Switch hasta altas horas de la noche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *